martes, 30 de agosto de 2011

ANALISIS EN EL PUESTO DE TRABAJO

ANALISIS EN LA SECRETARIA

La ergonomía es la disciplina que trata de reducir todos los riesgos para la seguridad y la salud de los trabajadores que el manejo de las máquinas pueda ocasionar, y hacerlas, en definitiva, más aptas, cómodas y naturales para su uso por las personas.
Con respecto a la ergonomía del puesto de trabajo de un profesional del secretariado, parece que el punto crítico es el trabajo con ordenador. La única normativa existente en nuestro país en relación con esta materia es el Real Decreto 488/1997 (Disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas al trabajo con equipos que incluyen pantallas de visualización) Dado que pasamos un tercio de nuestra vida trabajando y que el uso del ordenador se hace casi imprescindible, resulta esencial tener en cuenta que:
Una mayor comodidad redunda en una mejor calidad de vida y aumento del rendimiento laboral.
Una buena organización del puesto de trabajo es importante no solo para disponer de una mejor visión global y mejorar la productividad sino para prevenir algunas lesiones.
Los aspectos a considerar esencialmente son:
Postura
El puesto de trabajo deberá tener una dimensión suficiente y estar acondicionado de tal manera que haya espacio para permitir los cambios de postura y movimientos de trabajo.
Hay que evitar forzar la postura: ante todo, comodidad y buena postura para evitar la tensión muscular. Hombros relajados, codos a la altura del teclado del ordenador y próximos al cuerpo y muñecas rectas. Por ello, es conveniente ajustar bien también la silla e incluso la profundidad de asiento para poder apoyarse firmemente en el respaldo. La cabeza debe mantenerse erguida, la espalda correctamente apoyada y las piernas sin cruzar y con un ángulo superior a 90º respecto al tronco.
Iluminación
Se trata de un aspecto imprescindible, ya que no sólo hay que tener suficiente luz, sino de contar con una iluminación equilibrada. Nunca a oscuras. Lo mejor es tener luz natural, pero de no ser posible, se deben evitar reflejos y excesivos contrastes. Lo ideal es tener una iluminación general y, otra, centrada en la tarea que se esté realizando para evitar deslumbramientos. Además, hay que tener en cuenta los colores de las paredes, techos y superficies de trabajo, ya que tampoco tienen que ser muy oscuros ni brillantes.
La pantalla
La parte superior de la pantalla debe situarse al nivel de los ojos y a una distancia de entre 45-60 cm desde el borde anterior de la mesa.
Conviene colocar un filtro protector para evitar deslumbramientos. De vez en cuando, se recomienda también mirar a alguna imagen a lo lejos y sobre todo, evitar acumular pausas de trabajo para conseguir una más larga.
La pantalla debe permitir ajustar su contraste y luminosidad y orientarlo a gusto de cada empleado. Respecto a sus dimensiones, lo mínimo son 14 pulgadas y los caracteres tienen que tener como mínimo 7 x 9 pixeles.
El teclado
Los codos deben mantenerse a la altura del teclado. De tenerlo muy alto se reacciona alzando los hombros, que terminarán provocando dolor de espalda, cuello y hombros. Por lo tanto, tiene que ser inclinable y con símbolos claramente identificables por el usuario.
El ratón
El ratón resulta muy útil aunque un uso prolongado puede crear malestar en brazos y hombros. Manteniendo la muñeca recta, se recomienda utilizarlo lo más cerca posible del teclado y utilizarlo entre el pulgar y el anular y el meñique. El dedo índice y corazón deben descansar ligeramente.
El trabajo del profesional del secretariado se caracteriza por la gran cantidad de tiempo que permanecemos sentadas y con la mirada fija en la pantalla. Esta permanencia, cuando no se adoptan medidas preventivas origina sobre todo trastornos músculo-esqueléticos, fatiga visual y mental.
Una buena mentalización y unos hábitos de trabajo adecuados reducen enormemente la probabilidad de vernos afectados por lesiones a corto y a largo plazo.
Se exponen a continuación algunas medidas de prevención:
- No dejes que el cuerpo se doble hacia delante arqueando la espalda.
- La silla ideal ha de ser rígida y con respaldo alto para apoyar al menos la zona lumbar.
- El plano de trabajo es recomendable que esté a nivel de los codos. Si es más alto, tendremos que levantar la espalda con el consiguiente dolor de los omoplatos; si por el contrario, es demasiado bajo, provocaremos que la espalda se doble más de lo normal creando dolores en los músculos de la espalda.
- Realiza pausas cortas y frecuente a lo largo de la jornada laboral, de manera que te permitan relajarla vista, cambiar de postura, dar algunos pasos, etc.
- Alterna el trabajo antes PC con otras tareas que demanden menores esfuerzos visuales.
- Aprovecha los pequeños descansos durante el trabajo para relajar el cuerpo, efectuando movimientos de estiramiento de los músculos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada